¿Qué hay de nuevo?

Montse Mengíbar Sumilleres, Vino 0 Comments

El pasado 9 de marzo, tuvo lugar un gran evento de vinos, el Salón del Vino y la Gastronomía Ciudad de Granada.  Se trata de la puesta de largo en sociedad de un gran acuerdo comercial para la distribución de alimentación y bebidas en nuestra provincia.  A mi modo de ver, un gran avance para el sector en Granada pues no deja de ser una demostración en cuanto a que un cambio en la distribución es posible en nuestra provincia.  Una distribución orientada al cliente, basada en una oferta dinámica, en la búsqueda de nuevos productos, competitiva aunque sin afectar a la calidad. Es muy necesario que la distribución granadina crezca y evolucione a la par que los establecimientos de hostelería.  Mas que nunca en época de cambios hay que estar unidos, porque los distribuidores serán nuestra fuente de inspiración a la hora de renovarnos y buscar nuevos productos que sorprendan a nuestros clientes.

Gerardo Framit (más conocido como Lalo), responsable de la distribuidora granadina “La Bodega de Lalo”, se dedica a la distribución desde hace ya mucho. Mucho antes del 2009 en que vio nacer su propia empresa. Y les puedo asegurar que entiende y conoce la hostelería granadina como nadie.  Siempre ha tenido la capacidad de ver más allá.  En este caso, abre una nueva etapa y toma ventaja al asociarse a Juan Carlos Narbona de “Narbona Solís”, empresa malagueña que opera en Málaga y Córdoba, para aportar una mayor y mejorada oferta.

Y es lo mejor que le puede pasar al sector de la distribución en Granada, darse cuenta que necesita seguir evolucionando para que todo el sector evolucione junto, como está pasando en toda la comunidad andaluza.

Pero entremos en materia

El evento, organizado en el Gran Salón del Hotel Nazaríes, congregó a más de 60 expositores entre bodegas, primeras marcas, marcas de destilados y alimentación, llegando a estar presentes cerca de 1000 referencias de productos.  Un gran despliegue.

Había tres zonas claramente diferenciadas: una para alimentación, otra para vinos y otra para destilados, junto a la que se encontraba una zona dedicada al Congreso y Concurso de Coctelería Neoclásica Jerry’s reinvents, en el que participaron 3 de la figuras más destacadas de la coctelería andaluza: Alfonso “Rama Dorada” Maya de Alexander Garden&Cocktails (Granada), Elias Bentolilla de Speakeasy Jazz Club (Fuengirola) y Jaime Añón de Flair&Cocktails (Escuela y Asesoramiento), Córdoba.  El ganador del concurso: Emmanuel Otero de Sevilla

Me alegró ver una gran apuesta por el cóctel, una gran organización y nuevas apuestas también en productos andaluces como Quesos El Pinsapo, Bodega Colonias el Galeón, Huerta de Albalá, Caviar de Riofrío o Cristina Calvache, entre otros.

Iniciativas como esta auguran buena salud para la hostelería granadina. Enhorabuena y muchos éxitos a este proyecto conjunto de La Bodega de Lalo y Narbona Solís en Granada.

Pequeña pero interesante selección de andaluces que vienen pisando fuerte de la mano de este nuevo proyecto

Ocnos 2014 lías (y 2013) Bodega Colonias del Galeón, Sevilla.

Ya lo conocía.  Un éxito asegurado.  Uno de los más destacables Chardonnay andaluces.
(de la misma Bodega, el tinto Silente, ya lo mencioné en el post de Andalucía Sabor)

Cristina Calvache Cabernet 2014 Bodega de Alboloduy, Alpujarra de Almería.

Conozco los vinos de Cristina y cada año que pasa me gustan más.  Una enóloga andaluza enorme.
Su Cabernet me cautiva y su blanco de Jaén blanca también.

Pagos de Indalia Syrah 2012, Sierra de Gador, Almería.

Desde el blanco al Vendimia Seleccionada merecen la pena.  Agricultura tradicional con principios de biodinámica en sus muy diversas parcelas de secano. A seguir de cerca su Vermentino blanca.

Huerta de Albalá Barbazul tinto 2014, Cádiz.

Vinos gaditanos.  Especialmente me resulta muy competitiva su tintilla de rota más jóven por su relación calidad-precio.

Mis favoritos de otras zonas

Quibia 2015 Bodega Anima Negra, Mallorca.

Un vino blanco con una estructura inusual ya que emplea variedades blancas (premsal, moscatel) y tintas (callet, garnacha tinta). Distinto y muy versátil en la mesa.

L-100 2013 Adega Valmiñor, Rias Baixas.

Loureiro 100% de cepas viejas de la zona de O Rosal (de distintas parcelas con distintas calidades de suelo) elaborado por Cristina Mantilla. Atlántico y Miño en la botella. Vibrante.

Davila M-100 2011 (y 2009) Adega Valmiñor, Rias Baixas.

Albariño, Loureiro, Treixadura y Caiño. Cepas en parrales de más de 30 años, distintas parcelas y suelos. Producciones limitadas. Exquisito cuidado del viñedo y sostenibilidad. Maceración en frío, tinos de roble francés de 2500 l. para fermentación y crianza sobre lías.  Un gran vino.

Le Rosé de Antídoto 2014 Bodegas Antídoto, Soria, Ribera del Duero.

Rosado de corte francés interesantísimo y delicioso. Variedades tinto fino y albillo viñas viejas. No dejen pasar la oportunidad de probar todas las referencias de esta bodega.

Ea! de Manuel Manzaneque. Albacete.

Este enólogo manchego inicia su propio proyecto tras dirigir un “Grandes Pagos”.  Su cencibel 100% viñas viejas nos acercan a una Mancha nueva.  Esperando el nuevo blanco como agua de Mayo mejorado con algo de Sauvignon Blanc según me cuenta.

Montse MengibarSumiller
Twitter: @MonMengi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *