Oleaje Playa Granada – Calle Rector López Morillas Cuevas (Motril)

Gastro Hunter Chiringuito Leave a Comment

Playa Granada es uno de los destinos más cercanos para que los granadinos disfrutemos de un día de atascos playa. Son varios los chiringuitos que se pueden frecuentar allí pero sin duda los promotores de Oleaje hicieron muy buen trabajo desde que iniciaron a trabajar en la idea hasta su apertura. Y es que, una vez superados los escollos del tráfico, llegar a Oleaje es muy sencillo, ubicado junto a Villa Astrida y con una zona amplia para aparcar, no tendrás problema para dejar el coche si llegas a una hora prudente.

Destaca además de su ubicación, la vistosidad de la construcción, de un blanco impoluto junto a formas redondeadas, levantada literalmente sobre la arena. Un espacio que se puede dividir en varias zonas. El restaurante cuenta con un salón interior que no pierde las buenas vistas gracias a los inmensos ventanales, una zona de barra para tapear y una terraza donde poder degustar su carta al abrigo de sus toldos blancos. En la zona DJ encuentras una pequeña piscina en la que refrescarse un poco, aunque sea tan solo introduciendo los pies, mientras tomas un cafe, una copa o cualquiera de los cócteles que ofrecen en su extensa carta. Durante la época estival son conocidas sus fiestas y eventos casi a diario donde se da cita lo más granado tanto de la zona como de la capital. También puedes alquilar sus palcos VIP para estar un poco más cómodo si así lo prefieres.

Las dos áreas que nos quedan son, la zona infantil dirigida por monitores para que los más pequeños estén bien atendidos si necesitas desconectar un poco, y la zona de hamacas y sombrillas, con servicio de camarero.

Puntillitas de Motril

Pulpo seco

Huevos rotos con “gulas”

Es la primera visita que realizo a Oleaje Playa Granada esta temporada, pero no es la única. Tuve la oportunidad de acudir el año anterior en un par de ocasiones.

Destacar la frescura del pescado, en este caso escogí unas Puntillitas de Motril que a parte de frescas estaban muy bien cocinadas, en el punto justo, notándose perfectamente la limpieza tanto de la harina como del aceite de freír.

En cuanto al Pulpo Seco, que es uno de los platos más típicos de la zona, decir que aunque el plato era totalmente correcto (el punto del pulpo, la textura en boca, nada correoso), los he comido mejores en otros restaurantes de la zona.

La nota negativa de la jornada se la llevan los Huevos rotos con Gulas. Este plato, que es un Sota, Caballo y Rey, no puede descuidarse en cuanto a la ejecución, por un lado las patatas estaban medio crudas y el huevo pasado (la yema cuajada) y las gulas, que por el tamaño y el aspecto diría que son sucedáneo, secas.

Como decía anteriormente, no es la primera vez que visito Oleaje y en otras ocasiones mi satisfacción ha sido total. El día que acudí había muchísima gente, por ser mediados de Julio y en hora punta era una odisea comer sin reserva, todas las mesas estaban ocupadas y la zona de mesas altas y barra estaba llena. El servicio de camareros era muy escaso para la cantidad de mesas que atender lo que me llevó a tener que esperar más de media hora para reponer la bebida, sacaron toda la comida a la vez y de forma apresurada por lo que se hizo, a posteriori, imposible probar ningún plato más de la carta.

En cualquier caso, son muchas las razones para acudir a Oleaje y las pequeñas pegas se deben, en mi opinión, no al exceso de clientes si no a la falta de staff suficiente atendiendo tanto en sala como en terraza.

Comparte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *