Cata cerveza Al-Andalus

Gastro Hunter Producto Andaluz 0 Comments

Hoy os traigo un producto que llamó mi atención en un primer momento por la elegante presentación de una edición especial para alta hostelería (cosa difícil en el mundo de las cervezas), y luego me conquistó el producto, su elaboración y el proyecto en su conjunto. Se trata de una cerveza artesana, proyecto personal de Juan Ramón Sánchez, apasionado de la cerveza y emprendedor (formó parte de la puesta en marcha de otras cervezas locales que están en el mercado).

Se trata de la cerveza de elaboración artesanal tradicional Al-Andalus. Una English Pale Ale de fermentación alta que se produce en plena Ribera del Andarax, concretamente en Huercal de Almería. La distribución se realiza desde Granada.

Juan Ramón selecciona 4 tipos distintos de maltas que son la base de esta rica cerveza: de tipo Pilsen, aromáticas y caramelizadas. Los lúpulos por el contrario son suaves para no recargar en matices y en amargor. Me gusta precisamente por esta selección y os lo digo porque muchas de las cervezas artesanales que he probado últimamente me parecen lupuladas en exceso, por no hablar de los complementos aromáticos… El mundo de la cerveza artesanal se nos está yendo de las manos…

Tras esta selección se molturan las maltas y se infusionan con el agua y los lúpulos. Esta mezcla fermenta durante aproximadamente una semana a temperatura controlada, tras lo cual se estabiliza a 0º y se embotella para una segunda fermentación, donde obtendremos el carbónico. El segundo proceso de fermentación dura entre 2 y 3 semanas aproximadamente, siempre a temperatura controlada. En este caso no existe ningún filtrado ni carbonatado artificial.

Cata

  • Estilo: Ale Pálida de tipo inglés
  • Grado volumétrico: 5%
  • IBU (grado de amargor): 19,5

En la fase visual tenemos una cerveza turbia de color ambarino o caramelo, de espuma cremosa de tono grisáceo y persistencia media. Carbónico integrado. Burbuja de tamaño medio.

En nariz resulta fresca y de fragancia media, aromas balsámicos elegantes (regaliz, cardamomo) y dulzones a fruta madura, maíz y caramelo. El aroma de fermentación muy leve y fino.

En boca tiene una entrada muy agradable, voluptuosa y cremosa, con toque dulzón y un amargor leve e integrado. El postgusto es fresco, sedoso y con notas dulces.

Acompaña y potencia perfectamente a frituras y maceraciones de pescado, guisillos con un ligero toque de picante o un arroz meloso con alcachofas.

Montse Mengíbar – Sumiller

Síganos en Twitter: @MonMengi @GastroHunterGRX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *